Loading...

Ruta de los Pizón

Ruta de los Pizón

Relevancia: Internacional

Ruta de los Pizón

Clasificación: Inmueble


Descripción

Descripción General

El descubrimiento de América fue un hito histórico de gran repercusión. En un principio los descubridores, pensando que ya se habían descubierto todas las tierras, querían crear una ruta alternativa de comercio con la ruta de las especias. Vaya sorpresa, cuando en realidad lo que hallaron fue un nuevo continente. El 1 de marzo de 1493, la Carabela Pinta, capitaneada por Martín Alonso Pinzón, atracó en estas aguas de Baiona que fue el primer puerto de toda Europa en recibir la noticia del Descubrimiento de América.

La Real Villa está llena de elementos para memorar esta llegada y con ellos existe una Ruta Pinzoniana que recorre todos estos monumentos y dura aproximadamente 45 minutos.

Comenzando en la Plaza de Pedro de Castro enfrente al pazo Mendoza se encuentra un monolito de la Arribada. Es una roca de veinte toneladas que tiene en su parte frontal una carabela esculpida por el bayonés Ángel Fernández. Este monolito fue levantado por orden del Instituto de Cultura Hispánica en 1965 para conmemorar la arribada de la Carabela Pinta.

Cruzando la carretera en dirección al paseo marítimo de frente se ve el puerto de Baiona, a la derecha se ve el muelle donde se sitúa la Estación marítima y la lonja. Hay muchos pantalanes donde están atracados los veleros del Real Club de Yates Monterreal y a lo lejos se ve el gran espigón, la Doca, que protege el puerto de Baiona. En uno de los pantalanes se encuentra la réplica de la Carabela Pinta, construida en 1993, con motivo de la celebración del V Centenario de la Arribada de la Carabela Pinta a Baiona. Alberga un pequeño museo en su interior, donde se contemplan las figuras que representan a la tripulación y a los indígenas americanos, además de las reproducciones de los metales, plantas, alimentos y animales exóticos hallados en el Nuevo Mundo.

Continuando por el paseo marítimo en dirección hacia la playa de Ribeira, sobre de ella, se encuentra una pared que pertenecía a la antigua lonja. Presenta varios arcos y en ella existe varios elementos como el Azulejo de la Arribada, colocada entre dos de los arcos, este mural refleja las rutas tomadas por Pinzón y Colón, con las carabelas "Pinta" y "Niña", respectivamente, a su regreso del descubrimiento del Nuevo Mundo. La obra fue inaugurada en 1963.

Detrás de esta pared se encuentra una singular construcción, el Pozo de la Aguada que, según la tradición, sirvió para abastecer de agua a la Carabela Pinta, antes de partir de Baiona a Palos, el día 11 de marzo de 1493. Los tripulantes llenaron, a mano, los toneles que sirvieron para consumo de la tripulación durante la travesía, se cree que llevaron nueve toneles de agua y nueve de vino. Se trata de una construcción de piedra en forma cuadrada, que destaca por su soberbia traza, típica de estas construcciones en aquella época.

Enfrente se encuentra el Parque de la Palma, el parque de mayor extensión del municipio, situado en el inicio de la Península de Monte Boi. Su situación es única ya que cierra ambas orillas por la playa Cuncheira y por la playa Ribeira, cerrando el parque se encuentra la majestuosa Fortaleza de Monterreal, y en primer término se ve el baluarte donde se encuentra el conocido monumento “Encuentro entre dos mundos” erigido muy próximo al lugar donde fue enterrado el primer nativo americano fallecido en el Viejo Continente. Fue inaugurado el 1 de marzo de 1993 por S.A.R. Don Felipe de Borbón, para conmemorar el V Centenario de la Arribada de la Carabela Pinta a Baiona. Es obra del escultor Magín Picallo.

Finalmente bajando por el otro lado de la ladera del baluarte, del lado de la playa Cuncheira, observando la maravillosa vista desde este lado. En lo alto se topa el monte Sansón coronado por La Virgen de la Roca. Bajando la vista tenemos una visión del Rompeolas, lugar desde donde se ven batir las olas los días de fuerte temporal. Este lado de la península da hacia mar abierto y se percibe en la playa Cuncheira con su arena hecha de conchas trituradas, es aquí, donde se encontraba el antiguo balneario erigido a finales del siglo XIX aprovechando el aporte de algas ricas en iodo.

Se continúa rodeando esta playa y llegando al Paseo Pinzón. En primer lugar, se encuentra la rosa de los vientos, colocada en 1998 en honor a dos gallegos, Diego Carmona y Vasco Gallego que dieron la vuelta al mundo en la nave “Juan Sebastián Elcano”.

La ruta culmina en la estatua de Pinzón que es un obsequio del pueblo hermano de Palos de la Frontera (Huelva). La obra es una escultura que representa al gran capitán de la carabela Pinta, artífice del Descubrimiento, y fue inaugurada en 1977. Es obra del escultor A. León Ortega.

Desde aquí se ven las islas Estelas, la muralla almenada de la fortaleza y a lo lejos las islas Cíes y la inmensidad del mar.

Descripción Especializada

Los Reyes Católicos decidieron apoyar al marinero Cristóbal Colón, que pretendía encontrar una nueva ruta a la India como habían hecho antes los portugueses. Así que el 17 de abril de 1492 Colón firmó con los reyes las “Capitulaciones de Santa Fe” documentos por los cuales se autorizó, sin financiar, la expedición a las Indias por el mar a Occidente.

La expedición partió con tres naves, La Santa María, La Pinta y La Niña, desde el puerto de Palos de la Frontera en Huelva, el 3 de agosto de 1492. Cristóbal Colón iba en la nave Santa María mientras que los hermanos Pinzón capitaneaban las otras dos.

El primer contra tiempo sucedió al poco de salir, la Pinta tenía el timón estropeado, motivo por el cual hicieron escala en Canarias para reparar la nave.
No sería el único contratiempo, Colón había estimado que la distancia entre España y Japón (donde creía que iba) era de entre 3000 y 5000 kilómetros, cuando en realidad serían 19000 kilómetros. El continente americano se sitúa a 6500 kilómetros y después de dos meses sin divisar tierra el descontento entre la tripulación fue en aumento.

Pronto los marineros comenzaron a amotinarse en contra de su capitán, pero Colón, con la ayuda de los hermanos Pinzón consiguió sosegarlos. Con el paso de los días la ansiedad fue en aumento y los altos cargos, incluidos los hermanos Pinzón fueron oponiéndose a esta empresa.

Dos meses y nueve días después del comienzo de su viaje, el 12 de octubre de 1492 por fin se avistó tierra. Habían llegado a Guanahani, en las Bahamas, y fue renombrada como San Salvador. Desde esta isla viajaron a las Bahamas y fueron descubriendo pequeñas islas como Santa María de la Concepción, otra que llamó Fernandina en honor al rey Fernando y unos días más tarde otra isla que llamó Isabela.

El 25 de diciembre de 1492, la nave Santa María, encalló en unas rocas de la isla La Española, actualmente compuesta por Haití y República Dominicana y quedó inservible. Cristóbal Colón tuvo una idea, y con los restos de aquella nave decidió construir el primer asentamiento occidental en América que consistían en una torre y una fortaleza que la llamó Fuerte de Navidad.

Emprendieron el viaje de retorno con las dos naves que quedaban y a la altura de las Azores un temporal les separó. Al mando de la Pinta se encontraba Martín Alonso Pinzón que estaba enfermo de sífilis y decidió hacer caso el miñorano Cristóbal García Sarmiento y tomar tierra en aguas gallegas para descansar.
Así que el 1 de marzo de 1493 la que Torre del Príncipe del castillo de Monte Boi avista la llegada de un navío célebre: “La Pinta”, siendo en primer pueblo de Europa en tener conocimiento del descubrimiento del Nuevo Mundo. La Pinta bordeó el castillo de Monte Boi, desembarcando Pinzón en la playa de Ribeira.
La Niña no llegaría hasta el 11 de marzo a Portugal, concretamente a Cascaes.

Descripción Educativa

El ayuntamiento de Baiona, perteneciente a la provincia de Pontevedra, celebra desde el 1 de marzo de 1493 ser el primer puerto de Europa que recibió la noticia del descubrimiento de América. Para no olvidar esta fecha tan importante, la capital municipal cuenta con diferentes monumentos relacionados con la Carabela La Pinta que se pueden descubrir siguiendo la Ruta Pinzoniana.

En primer lugar se encuentra la réplica de la Carabela La Pinta realizada en 1993, que está atracada en el puerto. Siguiendo el recorrido, destaca la plaza de Pedro de Castro, para después llegar a la lonja de Baiona, donde se halla el “Manolito de la Arribada”. Este monumento consta de una roca con una carabela esculpida que fue realizada por el escultor baionés Ángel Fernández en 1965.

En el paseo de la playa A Ribeira se encuentra un mural de azulejos del año 1963 que describe las rutas que siguieron Pinzón y Colón con las carabelas La Pinta y La Niña. Cerca del mural, encontramos un pozo del siglo XV, conocido como “El pozo de la Aguada” y que, supuestamente, es donde los tripulantes de La Pinta consiguieron agua para su posterior viaje de Baiona a Palos de la Frontera (Huelva).

Otra obra de la Ruta Pinzoniana es el “Monumento Encuentro entre dos mundos”, creado por el escultor gallego Magín Picallo en 1993, que muestra grupos de figuras humanas elaboradas en piedra. Finalmente, la “Estatua de Martin Alonso Pinzón”, el capitán de La Pinta, marca el final del recorrido. Dicha estatua se encuentra en el paseo Pinzón desde 1977 y es una obra de piedra realizada por el escultor Antonio León Ortega.

Galería


Datos Generales

Eco-Destino

ES_ GALICIA_Ría de Vigo

Puerto / Fondeo / Playa

sin datos del puerto

Localización

Baiona  (Pontevedra)
España

Coordenadas GPS

  • Latitud: -8.84972600
  • Longitud: 42.11928300
  • Servicios y Entorno

    Entorno

    Urbano

    Servicios

    Datos de la Visita

    Visitable

    Si

    Interpretable

    sin información

    Horarios

    sin información

    Financiado por

    Este sitio utiliza Cookies para mejorar la experiencia del usuario, debe aceptar los Términos y Condiciones del Servicio para continuar
    ACEPTAR EL USO DE COOKIES